viernes, 30 de diciembre de 2011

Proyecto Solidario. Kilela-San Miguel


Les voy a contar en que consiste el proyecto solidario "Kilela-San Miguel", que la parroquia de mi pueblo, San Miguel de las Dueñas, desarrolla en Kilela Balanda, en colaboración con el grupo de Cáritas de la diócesis de Astorga.
Kilela Balanda es una aldea situada en Katanga, República del Congo, y allí se instaló mi pueblo para sacar adelante este proyecto.

EL INTERNADO PARA CHICAS
El proyecto consiste en mantener abierto un internado para chicas.
En África las niñas no tienen derecho a nada por ley. No tienen ningún derecho social, ni ético, ni personal. Solo sirven para tener un montón de hijos desde bien temprana edad, y para ser vendidas en multitud de negocios que todos sabemos, o para ejercer la prostitución, o para.............sencillamente echarlas a la calle.
D. Celestino, el párroco, ayudado por gente de mi pueblo, se puso en contacto con dos misioneros de esa zona y entre todos acordaron que lo mejor era construir un internado para chicas huérfanas, cuyos padres habían muerto por el Sida y otras graves infecciones. Para recogerlas de la calle, y evitarles así la prostitución y su venta para trata de menoresy tráfico de órganos. Niñas que hoy están en su aldea y en su tribu y que a los tres días dejas de verlas y nunca más las vuelves a ver.
En una palabra, decidieron abrir ese internado para recoger a las más desfavorecidas de la vida en aquel lugar del mundo en África. Y se decidió que fueran niñas además, porque allí al educar a una niña, educas a una familia entera. Eso es lo que dice D. Celestino.
Se ha rehabilitado un edificio de la antigua misión en esta población, que ya tiene dormitorio, con un colchón para cada niña, cocina y sala de estudio. Nos hemos comprometido a a portar mensualmente la cantidad de  290 €. Con esta cantidad las 19 niñas que actualmente están acogidas en el internado a cargo de una maestra y una sra. que hace la limpieza y cocina, tienen ropa limpia, dos comidas diarias y material escolar. También acuden al comedor niños sin recursos, hermanos o familiares de las niñas, y se les da de comer.

ACCIONES QUE REALIZAMOS
Felicitaciones de Navidad hechas por los niños y profesores del Colegio de San Miguel.
Estuche Solidario, en Agosto, aprovechando la feria del ajo. Con lo recaudado, se compra el material escolar necesario para que las niñas puedan ir al colegio debidamente equipadas de cuadernos, lápices, bolígrafos, etc..........y una mochila.
Rifas Varias: Bicicletas, mantelerías, etc........en los días de las fiestas de San Bernardo y de San Miguel.
Recogida de Ropa. Cuatro veces al año, colaborando con la ONG SOS África.

Colaboren con el proyecto de "Kilela-San Miguel" votando a través de Facebook, en el concurso Actitud Azul de Endesa, para que podamos conseguir el premio.
Además de la pista de baloncesto que Endesa hará en mi pueblo si ganamos, el premio servirá para que aquellas niñas puedan tenr una "vida normal", con la libertad que allí se entiende como normal, y ¡los mejores Reyes de toda su vida!!!.
Esperamos que el año próximo, el internado pueda contar con agua corriente e instalaciones sanitarias, teniendo en cuenta que la fuente más próxima está a 2 kms de distancia.

Les dejo el enlace para que voten por mi pueblo, "San Miguel de las Dueñas" y su proyecto, si así lo consideran.

www.actitudazul.com/endesabasketfinalista

En esta foto tienen una muestra de algunas de las niñas que tenemos actualmente en el internado. Todavía miran con recelo y sienten las angustias y los miedos pasados, cuando el tratar con la gente adulta era para ellas sinónimo de tratar con la maldad.

Muchas gracias en nombre de mi pueblo, en el mío y en el de las niñas del internado de Kilela-San Miguel, en Kilela Balanda, República del Congo.

Estas son 9 de las 19 niñas que tenemos en el internado.
La otra foto es la sala de estudio que tenemos de momento. Como verán son necesarios muchos arreglos todavía.

Lía

jueves, 22 de diciembre de 2011

Dios y El Ángel


Un manto blanco en la Tierra
cubría el camino del Ángel,
con un pico y una pala
un pastor...
limpiaba raudo el paraje.

Qedó una vereda limpia
con alguno que otro palo,
el Ángel que se entretuvo
y jugando...
se le perdió una pantufla,
y un botón, se le cayó del traje.

Después se miró a si mismo
sin pantuflas en los piés,
y sin botón en su traje
¡y le habían dicho...
que fuera a Belén!,
que Dios....
le iba a entregar un mensaje.

Y así con aquellas pintas
llegó al portal el Ángel,
Dios se rió allí mismo...
 y le tendió su mano,
y al punto le regaló...
unas pantuflas y un traje.

Así se hicieron amigos
Dios y el pequeño Ángel,
dejándonos la amistad
como señal.......y prenda,
por todo mensaje.

Lía

¡FELIZ NAVIDAD!!! de parte del Ángel. Pero su mensaje también lleva implícito un deseo.......
¡PAZ Y TRABAJO PARA EL MUNDO!!!. Que lleguen con el Nuevo Año.

martes, 20 de diciembre de 2011

Aquel Diciembre Lejano.


Verás el sol a lo lejos
entre nubes asomando,
sus colores filtran el aire
poniéndole un brillo dorado,
que llega hasta Tú y Yo
y es ese Tú y Yo...
el que sueña algo embobado.

Sueña con sus colores
y con su brillo dorado,
con el que nació un día
de aquel Diciembre lejano,
un día...
en el que el mundo giró,
al unísono con mi querer
                        y mi llanto.

Nevaba y nevada grande
de aquel Diciembre lejano,
el día que llegué al mundo
y El Sol me enseño,
mi color...
dentro de un Arco Iris,
en mi cuna reflejado.

Se movían los colores
que filtraba El Sol en lo alto,
la nieve se derretía
mientras se oía
               mi primer llanto.

"El llanto por un nacer
y una madre...
           Mi Madre
contemplando la escena
totalmente embelesada".

                        Lía

       Una forma muy particular de pensar en aquel día ya lejano, en el que el mundo se despertó con un planeta dorado, envuelto en una capa de nieve, a la que El Sol, con sus rayos, poco a poco iba calentando.
       Este fue el escenario en el que se iba representando la historia de aquel día, para mí, el más importante del año.
       Y de pronto llegué yo, y todo se fue cambiando. La nieve se derretía. El pañal se volvió dorado. La cuna estaba dispuesta, y yo en los brazos de mi Madre.
       Mamá me arropó en la cuna. Me puso una manta celeste y plata. El Sol puso el Arco Iris con sus colores, sobre mi carita brillando.

       "Así fue mi nacer. Y así empieza mi historia. La historia más importante que en el mundo, la Vida jamás haya representado".


domingo, 11 de diciembre de 2011

La Esperanza de Pequeña


Cuando llora la Esperanza
el corazón se tambalea,
el alma se pone triste
y la ilusión...
una más entre las piedras.

Una piedra que rompía
la ilusión de primavera,
aquella que fue florida
que cantó a las azaleas,
las camelias y las lilas
prendidas en su bandolera,
una bandolera libre
a la que el viento removió,
y la convirtió en pequeña.

Y si la Esperanza no está
y la ilusión es pequeña,
el mundo no tiene afán
el alma se resquebraja,
y la vida...
cambia sus formas y maneras.

Unas formas que fueron libres
y muy grandes sus maneras,                                   Pero algo quedó en el fondo
aquellas que se movían                                          la Esperanza de pequeña,
antes de estar prisioneras,                                      aquella que nació contigo
porque el mundo así lo quiso                                  y que casi, casi...
y las obligó...                                                          se derrite como cera.
a deshacer sus quimeras.
                                                               "Pero que resistió al fuego
                                                                y en alguna parte,
                                                                alguien se empeñó...
                                                                en que otra vez renaciera"

                                                                                             Lía

     La Esperanza es el motor que mueve el mundo y sus gentes. A las gentes para recomponer su sentido. Y al mundo...Porque sin la Esperanza...Se para y se pierde.

    

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Un Voto para un Proyecto


Les dejo aquí la dirección del blog de mi amigo Vidal Fernández.
En él tiene un proyecto de relatos fantásticos muy buenos. Pero necesita puntos para financiarlo.
Si entran en el blog, allí están explicadas las claves para votar.
Si ustedes son tan amables...........
Muchas gracias por considerarlo.
La dirección del blog es:

http://matematicasparatodosgratis.blogspot.com/

Un saludo.

lunes, 21 de noviembre de 2011

El Perfil de La Luna


No advertí tu presencia
no atendí tu llamada,
hice oídos sordos
y tú...
seguiste en ello empeñada.

Tus ojos sin un color
y en ellos una lágrima, 
aquellos que en su día fueron
santo y seña...
mi bandera y mi aliada.

Tu perfil suave y sereno                               Una sortija cruzó
y tu cara maquillada,                                    el firmamento en que estaba,
con el suave melocotón                                se colocó en mi balcón
que sabes...                                                   y fue a parar a mi almohada.
a mí tanto me gustaba.
                                                                      Y allí de pronto entendí
Incluso no vi tus puntas                                  quien era y es mi aliada,                       
ni tu carita mojada,                                         aquella que me sonríe
ni tus labios rojo fuego                                   en la noche enmarañada,
ni tus sandalias plateadas.                              la que cuida de mis sueños
                                                                       y mis proyectos enmarca.
Pero hoy te vi tal cual eres
con tu cara maquillada,                                   "Y a la que le gusta ver...
tus ojos grandes y azules                                 mi manita ensortijada".
y tu sonrisa encarnada,
tus puntas muy relucientes                                                         Lía
y tu mano ensortijada.

No se puede ni se debe renunciar, ni tampoco olvidar, lo que en otro tiempo te ayudó a levantarte.
Yo le escribí a La Luna y ella me contestó y me envió sus mensajes. Mensajes que fueron certeros y que en su día me consideraron.
La Luna tiene una pluma plateada brillante, que es imposible olvidar por todos los que la encontramos y nos disponemos a usarla.
Desde aquí pido disculpas a La Luna, retomo su pluma y su consideración por el arte.

lunes, 7 de noviembre de 2011

La Libertad del Alma


Vuela que vuela, en un vuelo libre
la gaviota revoloteaba,
llevaba grabado en sus alas
un sonido que por si solo,
quería largo...
largo se oía a lo lejos
y allá a lo lejos, susurraba.

El susurro se perdía en el mar
y con la espuma formaba palabras,
palabras que sonaban fuertes,
rompiendo el sonido en la playa,
poniendo un sabor distinto
con la sal...
que pinta la libertad del que ama
y que grita a los cuatro vientos...

"Así de libre
es la Libertad del Alma".

Lía

La gaviota vuela libre. Y con la espuma dibuja palabras blancas. Las mismas que debería dibujar nuestra mente, si entendiera como es

"La LIBERTAD del ALMA".

lunes, 24 de octubre de 2011

La Ley Natural de Lía


Les voy a enseñar una entrevista que me hizo un periódico de mi tierra este verano, y que en honor a la verdad, yo pensé que nunca la iban a publicar. Pero la publicaron................El diario semanal de Ponferrada BIERZO 7, por medio de Mar Iglesias, una de sus periodistas, hizo un bonito artículo de mis actividades literarias, reflejando en ellas mis anhelos personales y mis recuerdos de niña.
Muchas gracias Mar por creer en mí y al equipo de redacción del periódico por  la publicación.


Es bonito que a una la consideren en su tierra.
Un beso fuerte para ellos desde aquí, y un abrazo grande para todos los amigos que lean la publicación. Y si quieren tb pueden dejar su comentario.

Lía

domingo, 9 de octubre de 2011

Entre el Asombro y la Diversión




No se si lo que van a leer a continuación está colocado de manera ortodoxa. Pero me pareció oportuno mostrárselo para que se entretuvieran. Y también porque mi buen amigo y poeta, Carlos Blanco, me convenció para que lo hiciera.
Así que ustedes perdonen las formas y las maneras, y dispónganse a pasar un rato de esparcimiento, leyendo mi relato. Que por otra parte es tan real como la vida misma.




Lo que este mundo necesita es un poco de maravilla. Y alguien que lo sepa contar, día a día

Lía

































Ponferrada Abril 2011









Lo que voy a contarles a continuación, es una historia que me pasó. Y entre asombrosa y divertida la observé, la pasé por alto, la volví a considerar…Después la estudié un poquito y la comenté con la gente… Y ya saben hay opiniones para todos, y esas opiniones las manifestaban:

-¡Cuánto menos es divertida!!!.

Pero fueron pasando los días, y no me decidía a empezar. Hasta que en un momento determinado alguien me dijo:

-¿Por qué no la escribes?. Y luego me lo dejas leer, que para eso te he dado la idea.

La miré un poco desconcertada y dije:

-¿Crees que merece la pena?.

-Mujer. A lo mejor, así dicho, no. Me contestaron. Pero seguro, seguro que más de cuatro se van a reir con la coincidencia. Y mira, que quieres que te diga, para penas, las que sobran en el mundo. Tú que puedes… ¡Danos una alegría !.

Y no lo pensé más. Cogí mis herramientas de trabajo, limpié un poco mi mente, me encomendé a todos los que me ayudan a escribir y les busqué trabajo en un momento.

Y aquí estamos, ellos y yo, dispuestos a contarles mi experiencia.

Experiencia que no tiene nada que ver con la ciencia, ni tampoco con la espiritualidad, ni tampoco con lo que ustedes quieran pensar…Si quieren…….¡Igual tiene algo que ver con la genética!. Pero con una genética que se equivocó de sitio, se hizo caprichosa, y al cabo de los años se estableció al ladito de mi puerta.



































Una farola encendida

una estrella se divisa,

una luz que se cruzaba

de noche en aquella esquina,

una noche negra y gris

que por la estrella y la luz

dejó de ser gris y oscura.



Y fue porque se cruzaron

dentro de la noche oscura,

la esperanza que lucía

y el camino de la vida,

para que llegaran juntas

a ser solamente una.



Lía







La historia comenzó hace más o menos un año, que es el tiempo que he tardado en pensarla, estudiarla y decidirme a contarla.

Anteriormente ya me había dado cuenta de que en el barrio donde vivo, bastantes personas me saludaban muy amablemente sin conocerlas de nada. Yo decía ¡hola y adiós! También educadamente, pero no sabía quienes eran, ni por qué me saludaban.

Hasta que un día del invierno de 2010, sin ser capaz de precisar el mes del acontecimiento, el asunto llegó a su punto más álgido; pero también es verdad que quedé sumida un poco en el asombro y el desconcierto.

Era domingo. Yo soy católica y cristiana y según mi religión hay que asistir a misa los domingos. Pues vale. Cumpliendo con el precepto, tal y como se dice (porque si no, lo dejas y te apuntas a otros ritos), acudí a la iglesia de S. Antonio, que es la parroquia de mi barrio. Y aunque tengo mis diferencias con las personas que regentan la iglesia, pienso que Dios no tiene la culpa de nuestras tonterías, y por eso acudo a cumplir con él los domingos y festivos.

El edificio de la Iglesia es moderna del todo y para acceder al digamos salón principal hay que subir unas pocas escaleras de cemento, o una rampa metálica que han adjuntado últimamente para las personas que físicamente no pueden acceder a ella. Y lo que en principio es bastante feo y antiestético, resulta bastante práctico y útil para los que no tienen otro medio.

Así que ese domingo del invierno pasado, salí de casa, que está bastante cerca del templo. Nada más salir, me encontré con mi cuñada que vive un poco más allá, y después de los ¡buenos días!, y las ¡holas! Correspondientes nos fuimos a misa como las más normales de los mortales. Subimos las escaleras, se desarrolló la misa con normalidad, y cuando acabó, nos dispusimos a salir de la iglesia como un domingo y un fiel más. Salimos de misa, bajamos las escaleras y nos pusimos a hablar con otras personas que habían hecho lo mismito que nosotras. A muchas de ellas no las habíamos visto desde la semana anterior.

Cuando ya nos disponíamos a reunirnos con nuestros maridos que nos estaban esperando en la plaza que hay delante de la iglesia…se produjo la gran sorpresa.

Se nos acercó una pareja un poco mayor, la sra se separó un poco de su pareja y dirigiéndose a mí me dice:

-Perdone doctora que le abordemos aquí y en su día libre, pero es que no podemos ir al hospital mañana y queríamos hablar con usted sobre la consulta de mi marido.

¡A cuadros me quedé yo!. ¡Me habían confundido con una doctora!.

-Sra. Le dije muy educadamente. Mire usted se ha confundido. Yo no soy doctora.

-Claro como no estamos en el hospital, que estamos en la calle, no nos quiere atender.

Como vi que la cosa iba poniéndose rara, me moví de sitio para que me viera bien y le dije:

-Sra. De verdad que usted se equivoca de persona. Yo no soy doctora, ni trabajo en el hospital. Yo soy maestra y trabajo en el colegio de aquí enfrente.

Y ahí la sra. se empezó a irritar y a poner cara de pocos amigos.

-No si ya te decía yo, le decía a su pareja, que en el hospital es muy educada, muy servicial y cariñosa con la gente; pero como no estamos allí, no nos quiere ni escuchar. Pues no se que más le da a usted, y a nosotros nos hacía un gran favor. Pero ya se ve que los médicos son dioses y no hacen favores.

¡Les aseguro que estuve a punto de cambiarles la consulta para el día y la hora que ellos me decían. Luego llamaría yo al hospital y vería si podía arreglar el equívoco!.

¡Tamaño enfado que tenía la sra. en aquel momento!...

Pero volví a tratar de explicarles que por favor me entendieran, que no tenía ningún interés en perjudicarles, pero que yo no era la doctora y no me podía meter en su trabajo. Cuando de repente el sr., que hasta entonces no había dicho ni palabra, la cogió por el brazo, me miró y le dijo:

-Vamos Mercedes, si la doctora no te quiere escuchar, está en su derecho. Ya iremos al hospital como podamos. Allí son muy amables, pero en la calle son más que nadie.

Dieron media vuelta y se fueron.

Yo me quedé tiesa. Si me pinchan, no sangro, se lo aseguro. Además de estar asombrada, estaba indignadísima, porque encima había dejado a la doctora famosa en un lugar bien feo……………….

¡Lo peor era que no conocía a la doctora, por lo que no podía decirle lo que había pasado, para ponerla un poco en antecedentes!.

Nos reunimos con nuestros maridos y les contamos la aventura. …………¡No se lo creyeron!... Y acabamos riéndonos todos.

Desde allí fuimos a dar una vuelta y a tomar un vino a los establecimientos que tenemos por costumbre los domingos por la mañana. En mi tierra los domingos después de misa, el personal se toma sus vinitos antes de comer. Y al mismo tiempo, comentando lo que había pasado, porque yo todavía no me lo creía.

Y me volví a fijar que había gente que me saludaba, que no la conocía de nada, pero ahora ya sabía el por qué. Antes había pensado si serían los abuelos o los padres de niños que había tenido como alumnos en el colegio durante los años que había trabajado aquí. Y digo abuelos, porque sí que me había dado cuenta que eran casi todos gente mayor.

Seguimos paseando y nos olvidamos del incidente. Mejor dicho se olvidaron, porque yo seguí dándole vueltas a la cuestión. Y lo que más mal me parecía era que los sres. No se habían creído quien era yo. Por dos cosas fundamentales para mí:

1ª Porque yo no tenía ninguna necesidad de mentirles.

2ª Porque, al fin y al cabo, la que había quedado como una soberbia y altanera, aunque educada, era la pobre doctora, sin saber nada de nada.

El día acabó sus horas y las manecillas del reloj marcaban la noche. El sol se había escondido y la noche dominaba ya los espacios del Cosmos que era capaz de alcanzar con mis ojos. La luna iluminaba esa parte oscura de mí, en la que caben los pensamientos no gratos. Y así pensando y pensando decidí decir ¡hola! Y ¡adiós! A todas las personas que me saludaran. Los conociera o no. Por lo menos, ya que yo no era la doctora, no ponerle mala fama. No fuera que al final se enfadara la pobre sra.



La genética más de una vez

te juega malas pasadas,

por los genes que se cambian

o puede ser…

que los genes

busquen acciones cambiadas.



.

Y entonces te enteras de cosas que los demás las ven tan normales, y tú, como poco, las ves un tanto extrañas.

Eso me pasó a mí aquel día, que no fui capaz de ver la situación normal y acabé siendo yo la extraña.





Fue pasando el tiempo y la situación no cambiaba. Y no crean, algunas veces me decía a mi misma:

-Cualquier día se va a enterar la gente de lo que pasa y me van a llamar alguna lindeza.

Pero por otra parte, yo no tenía la culpa de nada. Así que me tranquilizaba a mi misma y ya no trataba de explicar nada a nadie. Contestaba a los saludos y procuraba aligerar el paso para que no me pararan, ni me preguntaran nada.

Un día. Mejor dicho, otro día de domingo y con el mismo escenario de fondo, la iglesia de la parroquia del barrio, me encontré a la salida de misa con unos amigos que…Eso es… Eso tal cual pensé.

Ella es enfermera y trabaja en el mismo hospital que la doctora en cuestión, así que se me ocurrió preguntarle por la doctora, por si la conocía de algo. Así que después de los saludos de rigor, le dije:

-Mira. Tú que eres enfermera y trabajas en el hospital de la Seguridad Social…¿Conoces por casualidad a una médico que trabaja allí, y que se parece mucho a mí?. Y le conté lo que me había pasado un tiempo atrás en aquel mismo lugar.

Ella me escuchó atentamente, y a medida que se lo iba contando, se iba sonriendo cada vez más, hasta que me dijo:

-Si la conozco, es cardióloga y es casi como tú. Es igual de figura, ni más gorda, ni más delgada, con el pelo blanco como tú y con el mismo peinado, con tu misma cara, tus mismas gafas, tu mismo, o parecido estilo, solo que un poco más baja. Pero si no te fijas mucho, pasáis una por la otra perfectamente.

Además antes vivía aquí, en la calle de más arriba que la tuya y andaba mucho por el barrio. Ahora, hace un tiempo, compró un chalet en Sto. Tomás (un pueblecito de aquí al lado) y se ha ido a vivir allí. Por eso como ya no anda por aquí, cuando te ven a ti, la gente cree que eres ella.

Oigan ustedes…………Me quedé de piedra. No me lo podía creer. ¡O sea que era verdad, que la genética había hecho una de las suyas!. Y ahí estábamos las dos para corroborarlo.

Como ya lo sabía fijo, me quedé un poco más tranquila. Mi cuñada se reía de mí y me decía:

-Así que tienes una doble y no nos habíamos enterado. ¡Y encima es médico!. ¿A ver si estás emparentada con la clase alta y no lo sabemos?.

A mi amiga le dije que se lo dijera a la doctora, y que no se extrañara se le contaba alguno se sus pacientes, alguna aventurilla de estas, que se hiciera cargo de la situación y que no se extrañara.

Pero desde entonces se me puso en la mente un pensamiento nuevo, y fue el de conocerla. Tenía que ver frente a mí a aquella sra. que tanto se me parecía, tanto como para que sus pacientes me confundieron con ella.

Lo dije en casa, y como siempre que cuento algo, echaron por tierra mi proyecto y mi pensamiento, pero esta vez no les hice caso. Empecé yo sola a pensar en como la podía conocer.

Ustedes dirán que fácil lo tengo, Pero no crean, no es tan fácil. Siendo médico cardiólogo, solo hay que acudir a su consulta con un volante de tu médico de cabecera. Pero ahí está el primer problema. Yo soy funcionaria del Estado y no estoy afiliada a La Seguridad Social, sino a MUFACE, así que había que pensar otra fórmula.

Y pensando y pensando se fueron pasando los días y los meses y casi se me iba olvidando la historia. Hasta que me encontraba con alguien por la calle que me saludaba muy educadamente, o me llamaban doctora…Y entonces me acordaba que tenía que estudiar la manera de que me presentaran a la famosa doctora.

Empezó a cambiar el tiempo. Ya estaba aquí junio con sus calores y decidí irme a vivir al pueblo, donde hay menos asfalto y el calor del verano es más llevadero. Y también pensé:

-Así, en el pueblo, como ya me conoce todo el mundo, nadie me confundirá con la doctora y no tendré que poner caras serias ni utilizar un lenguaje adecuado y rebuscado..

Dicho y hecho. Hice las maletas y me fui al pueblo. Allí se me volvió a olvidar el asunto de la doctora. Me dediqué a cuidar mis flores, a limpiar y ordenar la casa. ¡La pobrecita llevaba cerrada, triste y empolvada desde el verano anterior!. A charlar con Pipo (Pipo es mi gato), a dar paseos por el pueblo. A ir a comprar a la tienda para enterarme del cotilleo y los actos sociales del pueblo, y a hacer lo que se llama vida social, pero con las gentes del pueblo.

En mi pueblo me lo paso de maravilla, y como ya me conoce todo el mundo, pues no tienes nada que fingir. Estás toda la mañana en pijama, sales así a la calle, te pones una bata y vas a comprar el pan al sr. de la furgoneta. Y a la tienda vas a comprar en zapatillas. Y lo mejor es que nadie te dice nada………….¡Ah, y no te llaman doctora!. Normalmente te llaman por el diminutivo de tu nombre.

Y así me pasé tres lindos meses, sin acordarme que existía otro mundo que no fuera mi pueblo. No me fui ni de vacaciones. La gente me decía:

-¿Este año no vas de vacaciones?.

-¿A dónde?. Les contestaba.

-No se. Como otros años marchabas por ahí, por el mundo adelante…

Yo me quedaba pensando y les decía…

-Es que entre todos los mundos adelante que anduve, no encontré otro más bonito y más tranquilo que mi pueblo. Aquí vivo feliz y no extraño nada. Tengo de todo. Solo necesito…

En realidad tengo todo lo que quiero, así que este año, como vosotros decís, no voy de vacaciones. ¡Ya las tengo!.

Y en esas habíamos quedado. De vez en cuando iba a la ciudad a dar una vuelta, a ver casas grandes y cemento, a comprar lo que en un pueblo no hay y a ver a a los amigos que se habían quedado en ella.

Y así pasaban los días del estío, felices y tranquilos, dentro de lo que es, un pueblo.

Pero un día de estos que fui a la ciudad, me pasé la tarde comprando cosas, que en realidad, la mitad de ellas no las necesitaba para nada… Pero eso es lo que tiene la ciudad. Bueno, pues cuando ya era casi la tarde-noche, el sol se empezaba a esconder y el cielo se quería dormir; iba yo por una de las calles donde se sale de vinos por la parte alta de la ciudad mirando a ver en que sitio se podía entrar a hacer algo de “relación social”, que se llama ahora, con mis colegas; cuando me veo venir de frente a un sr. más o menos de mi edad, muy sonriente y como si me conociera de toda la vida.

Me saludó, me dijo ¡hola! Y me dio un par de besos.

¡De una pieza me quedé yo!.

-¿Cómo estás?. ¡Hace muchísimo tiempo que no te veo. Me dijo. Y seguía hablando…

Yo pensé:

-Pues si debe hacer mucho que no la ves, porque la has confundido conmigo. Pero no dije nada . Hasta que ya, me dejó hablar un momento y le dije:

-Perdone, pero se ha debido equivocar de persona.

-jajajaja… Se echó a reír de forma insistente y me llamó bromista. ¡Qué bromista eres!. Y siguió a lo suyo, que era contar todo lo que había hecho desde que, según él, no nos habíamos visto.

A todo esto yo callada.

Hasta que ya la cosa iba a entrar en el terreno personal, y entonces lo paré y le dije:

-Míreme bien. Creo que se está equivocando de persona. Yo no soy la doctora. Míreme bien y despacio.

El hombre cayó en seco y me miró un poco alucinado. Se fijó en mí y me dijo:

-Pues yo juraría que es…

.Pues no, no lo soy. Se que hay una doctora en el hospital que se parece mucho a mí, pero no soy yo.

-No se parece sra., es como usted. Yo soy su amigo y me confundió el gran parecido que tienen ustedes dos. Perdone por la equivocación y por la impertinencia, pero es que si no lo veo, no lo creo.

El hombre estaba todo azorado y nervioso sin saber como salir del paso. Así que procuré ponérselo fácil para que además no se sintiera ridículo.

Nos despedimos muy amablemente. Yo seguí por donde iba y él también, pero al poquito miré para atrás y él también. ¡Se había dado la vuelta y estaba venga a mirarme porque no se lo creía!.

Así que con estas y otras cuantas anécdotas más, pasó el verano. Acabaron las vacaciones y volví a mi casa de la ciudad. En el barrio y más allá, las personas siguen saludándome muy amablemente y yo les contesto también muy amablemente.

Hasta que un día, pensando y pensando en como podría conocer a la doctora, me acordé que tengo dos amigas que son trabajadoras sociales y que trabajan en el mismo hospital, malo fuera que no la conocieran. Así que dicho y hecho, llamé a una de ellas y le dije lo que me pasaba. Se quedó algo asombrada, y después de escucharme un ratito me dijo:

-Si se quien es la doctora. La conozco y trato con ella de vez en cuando en el trabajo, pero no te pareces en casi nada a ella. Es más, como no sea en el pelo blanco que tenéis las dos, en lo demás no os parecéis en nada. Así que casi me parece imposible lo que me estás contando.

Ahora la que me quedé paralizada fui yo. Porque miren ustedes… La verdad es que personalmente, no conozco a la doctora, por lo tanto no tengo autoridad para decir nada sobre el parecido, pero…¿Y los demás?... Los demás que si la conocen, ¿qué interés van a tener en decirme todas esas cosas, si no creyeran que es verdad?.

¡Menuda historia!.

Total que le dije a mi amiga:

-Tú prepárame una cita con ella, y un día que pueda la doctora voy hasta el hospital y tomamos un café. Nos conocemos y así ya veo yo si la gente tiene razón o no. Y además le digo a la doctora lo que pasa, porque ya me está pareciendo que va a coger mala fama por este equívoco.

Y en eso quedó la cosa. Pero van pasando los días y mi amiga no me llama, ni da señales de vida, cosa que también es un poco rara, porque ella es muy servicial para todo.

Y como nadie daba señales de vida, se me iba olvidando un poco el tema, hasta que a finales del mes pasado se celebró un acto en mi ciudad, en el teatro municipal: “la Gala del Deporte”, y asistí al evento, sin mayores novedades que las que allí se produjeron. Pero al volver para casa, a eso de las 10 de la noche, pasé por una calle que está poco iluminada y un señor que estaba parado hacia la mitad de la calle con su perro me dijo:

-Buenas noches doctora.

Casi me paré en el acto. ¡Otra vez!. Pero no dije nada, le di las buenas noches y seguí mi camino hasta casa. Cuando llegué a ella no conté nada, porque la gente de mi casa lo ven tan normal. Aunque para mí…De normal, no tiene nada.

Y pasaron más días, unos cuantos días más. Y las cosas seguían igual, hasta que hace una semana…Iba yo a clase de música, sobre las 7 de la tarde, y bajando por el puente Del Castillo, en una zona que tiene poca iluminación directa, subían una sra. mayor con una chica joven que luego dijo que era su hija. Cuando llegaron a mi altura, la sra. se paró delante de mí y me dijo:

-Buenas tardes doctora. Mire, ya que la encuentro, le voy a decir que mañana tenía consulta en el hospital con usted, pero…

Yo me sonreí y le dije:

-Sra. yo no soy la doctora. Yo soy…

Pero a la sra. no pareció oirme y me contestó:

Es que se me olvidó llamar por teléfono. ¿Si no le importara y me hiciera el favor?

-Es que yo no soy la doctora. No le puedo ayudar. Le contesté.

Entonces la chica joven, que hasta entonces no había dicho nada, la cogió de la mano y le dijo:

-Mamá no molestes a la doctora que seguro tiene otras cosas que hacer.

Y se la llevó. Y allí me quedé yo pensando en aquello que me dijo mi amiga la trabajadora social: “No os parecéis en nada”… Pues no se yo… O la gente es medio tonta, o mi amiga no ve muy bien…

Cuando llegué a casa lo dije y por poco me echan una bronca. Solo por parecerme a una persona de la que se casi todo, solo me falta conocerla personalmente, pero que por no se que cosas, no hay forma ni manera de que nadie me la presente.

Ahora pensé decírselo a la otra amiga que trabaja en el hospital, a ver si entre una y la otra pueden contactar con ella y arreglamos de una vez el lío que la genética nos ha preparado.

Y luego pensé (será por pensar). ¿Y si tenemos algún antepasado o pariente que no conozcamos y que sea el causante de este entretenimiento?.

¿Por qué puede ser… No?. Pero claro está, si no nos conocemos, no lo sabremos nunca.

Cuando ya estaba a punto de cerrar este pequeño relato, un buen día me llama por teléfono la directora de mi colegio y me dice:

-Anda que el otro día si me descuido paso la mayor vergüenza de mi vida. Íbamos mi marido y yo por la calle del Reloj de paseo y te vi unos pasos por delante de nosotros con unos señores. Adelanté un poco el paso para hablar contigo, y cuando estaba a punto de cogerte por el hombro, te vi hacer un gesto que no me pareció tuyo. Automáticamente me acordé de la doctora que dices, me adelanté y la miré de frente. Y ¡Caramba niña!, ¡Cómo se parece a ti!. Y no te digo nada, pero por detrás es igual que tú.

Me quedé sin habla, porque la directora del colegio está harta de conocerme, y claro está que fue por detrás, pero así y todo………….No se………….

Así que aquí estoy, esperando conocer a la doctora que tanto se parece a mí, o que tanto me parezco a ella.

Y es que la vida tiene caminos que nunca se puede pensar por cual te tocará ir.

Caminos que son mágicos

La magia que destila una poesía,

Que nació contigo en el alma

Y sin saber…

Madrugó como la noche,

Y como la noche

Guarda su sabiduría.



sábado, 8 de octubre de 2011

Dos Corazones


Para una gran amistad
solo son dos corazones,
uno que sueñe tranquilo
y otro...
que proteja tu sueño.

Hace falta una gran mano
donde se junten las ilusiones,
la mía que está empezando
y otra...
que llega naciendo.

Y también faltabas tú
que no estabas en mi pensamiento,
que apareciste un buen día
y dijiste...
¡El amigo de mis sueños!.

Y en esos sueños estamos
juntitos los dos al tiempo,
uno es mi corazón
que es el que sueña despierto,
y otro...
el que llega contigo
que será...
el que proteja mi sueño.

Lía

¡Qué poco se necesita para que dos corazones se junten!!!. La mano de la amistad y la caricia de los sueños.

viernes, 30 de septiembre de 2011

Himno a S. Miguel Arcángel


Ayer fue S. Miguel Arcángel, patrón de mi pueblo.Por ello le hemos rendido homenaje, y entre todos le hemos cantado el himno. Ese que a lo mismo, solo sabemos los de mi pueblo.
Así que se me ocurrió que si lo quieren tener a mano y poder acercárselo ustedes, yo con mucho cariño se lo enseño.

Tú Arcángel Miguel
irradias esplendor en presencia de Dios,
y con los poderes celestiales
gozosamente te proclamas:

"Santo es el Padre
Santo el Verbo Coeterno,
Santo también el Espíritu Divino
única gloria,
única naturaleza y poder
único Dios".

Tú aspecto es semejante al fuego
admirable es tu belleza,
eres el primero entre los ángeles
con tu naturaleza inmaterial,
franqueas los confines del universo
para cumplir las órdenes del creador.

Mostrando tu poder y tu fuerza
conviertes el templo honrado,
con tu santo nombre
en fuente de sanaciones.

Tú usas los vientos como mensajeros
y las llamas como servidores.

Dice la escritura:
Señor, entre el ejército de tus arcángeles
has elegido a Miguel como general,
para obedecer tus órdenes divinas 
y cantar para tu gloria,
el himno de Dios tres veces.

"Santo es el Padre
Santo el Verbo coeterno,
Santo también el Espíritu divino
única gloria,
única naturaleza y poder
único Dios".

Esta es la letra. La música ya se la tendría que enseñar  de otra forma. Así que con que se la digan.........A S. Miguel, le llega.
Un abrazo.
Lía

sábado, 24 de septiembre de 2011

Ensalada de Judias Verdes


Antes de que se acabe el buen tiempo les voy a dejar aquí una receta de las que hacía mi madre.
Es una ensalada muy sencilla, pero que está muy rica. Si no pueden este año, la hacen para el próximo. Pero no la pierdan.

ENSALADA DE JUDIAS VERDES

Antes de nada les aclaro que en mi pueblo, las judias verdes y los fréjoles son la misma cosa.

INGREDIENTES

Fréjoles, los que vean.
Zanahorias, unas cuantas.
Cebolla
Tomate, no mucho.

PREPARACIÓN

Ponen en una cazuela a cocer los fréjoles bien lavados partidos en trozos y las zanahorias peladas.
Cuando ya estan cocidos, los apartan del fuego y les escurren el agua todita. Los dejan enfriar.
Cuando ya están fríos los echan en una fuente guapa, con las zanahorias partidas en trozos pequeños.
parten en trocitos la cebolla y el tomate y se lo añaden. Lo mezclan todo bien y lo aliñan. Cada uno a su gusto.
Mi madre lo aliñaba con sal, aceite y vinagre.
Le dan otras vuelticas más, lo meten un poquito a la nevera para que se enfríe y se repose.
¡Y a la mesa!!!.
Está de mimo.
Yo lo comí muchas veces preparado por ella. Y ahora lo sigo comiendo.
¡Es fácil de hacer y está riquísimo!!!. Me imagino que muchos de ustedes ya lo saben y lo han degustado muchas veces.

Esta receta tiene también otra versión para el invierno, pero cuando llegue, ya se lo cuento.

Lía



sábado, 10 de septiembre de 2011

La Dueña De La Noche


A lo lejos se escondía El Sol
y La Luna soñaba despierta,
en como ella podría poner
su carisma sobre La Tierra.

Y también al instante pensó
en pintar con tierra una vereda,
que cambiara el negro de la noche
y así brillar como una centella.

Pero la noche se resistía
El Sol no abandonaba su sueño,
los cometas pasaban veloces
y de pronto...
un lamento se ahogó en El Cielo.

Era el viento que pasaba
sin mirar cual era el más bueno,
sopla que sopla, soplaba fuerte
y al tiempo...
juntaba al aire en su vuelo.

Y La Luna se encaprichó
en juntar al Sol y al Viento,
como reina de la noche
extendió su capa...
y allí quedaron los dos al tiempo.

Lía

Una pequeña comedia entre los pensamientos positivos y negativos que tenemos los seres humanos.
Los positivos que airea y publica El Sol, y los negativos que La Luna se encarga de tapar con su capa negra.
Ustedes miren a ver por cual de los dos se decantan: Por el brillo del Sol, o por el manto con el que La Luna metaliza la noche, y con ella se queda.



viernes, 26 de agosto de 2011

Las Puertas de La Vida


Hace ya un tiempo, pinté y reflexioné sobre este dibujo que vi en el libro de mis alumnos.
Exactamente el día 3 de Marzo del 2009.
Primero miré el dibujo, luego reflexioné sobre él, más tarde lo pinté y después lo incorporé a mis cuadernos.
Lo titulé: "LAS PUERTAS DE LA VIDA". Y más adelante escribí estos dos pequeños puntos de mi pensamiento que hoy comparto con todos ustedes.


"Si abres las puertas que ves, recorrerás un camino que te llevará al desarrollo máximo de las capacidades de tu nivel". "Si las miras, pero ni las abres ni las ves; el camino te podrá a tí y las capacidades se atrofiarán en tu mismo nivel".


Espero que reflexionen sobre ello, y al mismo tiempo les siva de utilidad.
En las puertas dice:

"Abre y te encontrarás con Dios".

Y yo les aseguro que tras ellas está el camino de La Vida que lleva a Dios.


Lía











lunes, 1 de agosto de 2011

El Rezo de LAUDES


El próximo día 3 de Agosto de 2011, es decir pasado mañana, tendrá lugar la retransmisión para toda España, a través de Radio Maria de Ponferrada, el rezo de LAUDES, desde el Monasterio Cisterciense de mi pueblo (S. Miguel De Las Dueñas).


Las monjas del Monasterio cantarán el rezo de LAUDES, a las 7 y media de la mañana.


Todas las personas que quieran y puedan, tienen las puertas de la Iglesia del Monasterio abiertas para escucharlas, y si quieren animarse también pueden cantar con ellas.

Yo, por ejemplo lo voy a intentar.

Allí les esperamos. Y si no es fisicamente, si esperamos que a través de los micrófonos de Radio Maria de Ponferrada, lo escuchen todos ustedes.

Un saludo de mi parte y otro de parte de la Comunidad del Monasterio.

viernes, 29 de julio de 2011

Patatas Con Bacalao


Por si alguno la quiere hacer y después comer, les voy a dejar aquí una receta de las que hacía mi madre.
Yo no se cocinar, pero mi madre era una gran cocinera, y alguna de las comidas que ella hacía las se hacer yo también. ¡Otra cosa es que me salgan como a ella!!!.
Eso si, los ingredientes se los pongo, pero las cantidades de los mismos............ya es otro cantar. Ustedes, a ojo, que es como lo hago yo cuando hago alguna.

PATATAS CON BACALAO

INGREDIENTES

Aceite de oliva virgen.
2, o, 3 dientes de ajo. Según sea la cazuela de grande.
Un poquito de puerro.
Bacalao, el que quieran echar, no mucho que luego sabe fuerte.
Patatas.
Cebolla.
Huevos.

PREPARACIÓN

En una cazuela se pone el aceite con los ajos a freir. Cuando ya están fritos se retiran y se echa el puerro cortado a trocitos pequeños. Se deja pochar un poco y se echa el bacalao.

Una vez que el bacalao está doradito, se saca todo. El bacalao y el puerro.

Se añaden las patatas cortadas en cuadritos pequeños. Se rehogan con el aceite que había allí.

Se le añade un poco de agua caliente, para que no se altere la coción de las patatas (Eso decía mi madre. Que no sabía yo que las patatas se alteraban. Mira tú que son delicadas), y se aliñan.

En un mortero se machacan los ajos que sacamos antes con el puerro, se le añade perejil, un poquito (una pinta decía mi madre) de pimienta roja, y se machaca todo junto. Con un poco de agua se le añade el machaque a la cazuela donde están las patatas.

Se dejan cocer unos 20 minutos.

Unos 5 minutos antes de terminar la coción se le añade el bacalao que sacamos antes con el puerro, unos trozos de cebolla grandes, y un huevo estrellado para cada uno que quiera.

Y ya está. ¡Sabe buenísimo!!!.

Se lo digo yo que las comí muchas veces. ¡Mi hermano era un adicto a las patatas con bacalao de mi madre!!!.

Que les aproveche.

Lía

jueves, 28 de julio de 2011

Una Flor en Mi Jardín


En mi pueblo está mi casa
y en mi casa, mi jardín,
con flores de mil colores
todas juntas...
esperando para tí.

Flores de mil colores
rosas color carmesí,
un hada que las cobija
y en el rincón...
surgió un bonito jazmín.

Aquel jazmín que plantaste
con ilusión en Abril,
el que iba a ofrecerte sombra
con sus flores amarillas,
eran más de mil.

Aquel rosal trepador
y a sus pies un alhelí,
que peleaban por agradar
a tu gente...
si es que están en mi jardín.

Siguen estando las flores
y sigue vivo el jardín,
la hierba............su color verde
las rosas............color carmesí,
el sol su color dorado
y el agua.........
aviva sus tonos por mil.

Todo está preparado
ya solo faltabas tú,
te esperábamos contentos
mi anhelo, mis flores,
y mi jardín.

Pero llegaste en silencio
sin anhelo y sin deber,
mis flores se entristecieron
mi jardín no quiso ser,
mi anhelo se estremeció
y el sol no quiso querer.

Lía

Pero ahí siguen mis flores, y la hierba del jardín. Y aunque se perdió mi Anhelo..................Está la Esperanza...Esa que cuida el alma, por si algún día, llegara otra vez el mes de Abril.

viernes, 1 de julio de 2011

Una Historia Sin Vergüenzas


Les voy a contar una historia
que nació por aquel tiempo,
en un lugar del país
en el pueblo de mis cuentos.

En él una niña buena
con el alma transparente,
que nació en medio del tiempo
riendo sin miedo a nadie,
porque era un alma buena.

La niñez en aquel pueblo
que fue el lugar de sus sueños,
aquellos sueños felices
con sus hadas y sus duendes.

Luego se marchó a estudiar
y a ampliar conocimientos,
para que el mundo la viera
y apreciara sus portentos.

¡Cuídate niña mía!
que el mundo es un mal lugar,
para un alma noble y buena
le decían en su pueblo
los amigos y sus gentes.

"Y es que una niña buena
no ve el mal en su puerta"

Y así marchó de su pueblo

de su lugar y sus gentes.

Hasta que llegó el mal
y destrozó sus creencias,
dejó sus puertas abiertas
y afloraron las vergüenzas,
de aquella niña que fue
y ahora es mujer entera.

"Y es que una niña buena
no ve el mal en su puerta".

La niña quedó al final
sin creer en sus creencias,
el alma se le rompió
y el miedo, ocupó su mente,
abandonó ya por fin
su bondad y su vergüenza,
y se transformó ...
en una mujer distante
distinta y sin pertenencias.

"Y es que una niña buena
no ve el mal en su puerta".

Lía

Esto es una especie de Rap. en la vida de un alma buena, que cambio un mundo feliz, por el mundo de sus sueños. Aquel que le prometieron distinto, culto y con muchos saberes.
Y que al final se convirtió en su mundo...................Pero................ destruyeron sus creencias, dejaron que se confiara y el mundo.............en el que confió.............. conoció sus vergüenzas.

viernes, 10 de junio de 2011

Y Quedó El Soñar


Si te pones a pensar
pierdes un tiempo valioso,
casi nunca acertarás
ni el mundo será tu entorno,
porque el que es tu pensamiento
solo piensa...
del mundo, lo más precioso.

Así cree que tendrás
un dominio poderoso,
mariposa cual libélula
con alas de color rojo,
fuerza que dan los mares
en tu vida...
lo que fuera más hermoso.

Pero así, ni es ni será
terminó el tiempo grandioso,
aquel de la mariposa
con alas de color rojo,
que surcaba los océanos
y su fuerza y tu pensar,
iban juntos...
con sus alas por el cosmos.

Ahora quedó el soñar
con aquel tiempo de entonces,
que le puso fuerza al mar
y alas a la mariposa,
pero que no pudo poner
ni soñar...
tu boca junto a mi boca.

lía

Todos pensamos lo mismo. Ese pensamiento hermoso, por el que un día llegará con fuerza una mariposa, que con sus alas rojas, unirá tu amor al mío.
Pero el mundo se encargará de que ese amor, se quede, justo al ladito de tu boca.